Article  | 

Aumenta tu creatividad en 5 pasos

SHARE

La creatividad es algo más que el talento artístico: es resolver problemas de manera original. En esta sección vamos a hablar de cómo se puede aplicar el modelo de los cinco pasos en el concepto y diseño de una web para producir mejores ideas.

 

Uno: Preparación. Imagínate que te han encargado el diseño de una web para una liga local de hockey. El cliente quiere que su diseño permita a la gente conocer el calendario de partidos y proporcione información sobre el equipo para ayudar a crear una base de seguidores. En el proceso de preparación, ya tenemos claro lo que el cliente está buscando, o sea, una web, pero también sabemos lo que el cliente quiere, es decir, conseguir seguidores.

 

Dos: Incubación. Una vez que tenemos claro el reto, el siguiente paso es hacer preguntas. Preguntarse «qué pasaría si» abre nuevas posibilidades. Por ejemplo, «¿qué pasaría si pudiéramos ofrecer algo más que calendarios y nombres de equipos?». Esta pregunta podría llevar a una sección de contenidos en la web con artículos y piezas que proporcionen más contexto sobre los partidos y los jugadores de la liga.

 

Tres: Percepción. A medida que empecemos a reunir información, se empezarán a perfilar ciertos patrones… Conectar los puntos es lo que lleva a ese momento de iluminación. En el caso de la web, esto podría ser una paleta de colores que sirva para ilustrar pero que también cree entusiasmo por la liga con un diseño moderno.

 

Cuatro: Evaluación. En esta etapa, tomamos distancia y vemos cómo las ideas, los diseños y las características reflejan la identidad de la liga. Adoptar un enfoque crítico puede ayudar a revelar vacíos o puntos débiles, perfeccionando los detalles para asegurarnos de que estamos resolviendo el problema correcto. Hay que reexaminar el objetivo web de la liga de hockey para garantizar que el resultado final aporte valor al cliente y a los diseñadores.

 

Cinco: Elaboración. El momento de la verdad del proceso creativo. Las ideas se han contrastado y deben ponerse en práctica. Por supuesto, habrá imprevistos, pero ningún problema es eterno si se pone esfuerzo y tesón en resolverlo.

 

La creatividad no es algo que sucede sin más; es un proceso cognitivo. Entender estos cinco pasos te permitirá generar soluciones más eficaces en el futuro.