Article  | 

¿Cómo archivar tu trabajo digitalmente?

SHARE

Has terminado el trabajo, enviado el email final, hecho la factura, y lo has compartido en las redes sociales. ¿Se acaba aquí todo? Pues… la verdad es que no. El escritor y editor Cedar Pasoli aboga por que archivar y guardar digitalmente tu trabajo sea el último paso del proceso. La web es un depósito de información en constante cambio y tu trabajo no estará eternamente disponible; y aunque el trabajo que estés haciendo sea material, puede ser igual de fácil perderle el rastro.

 

Por esta razón, Pasoli desarrolló en The Creative Independent un sencillo sistema de archivado para mantener todos los trabajos publicados fácilmente accesibles.

 

En primer lugar, dice que nos preparemos para el proceso. Fija tus objetivos, es decir, decide para qué quieres archivar tu trabajo: ¿quieres actualizar tu carpeta, validar perfiles públicos o volver a familiarizarte con trabajos anteriores? A continuación, haz una lista de todos los trabajos que quieras archivar, incluyendo información como nombre, fecha, cliente, medio, URL… Crear una hoja de cálculo o usar un rastreador de productividad como Asana o Trello puede ser de gran ayuda en este caso. Todo esto te dará una idea de cómo organizar tu archivo.

 

Luego, consigue las herramientas que necesitas: un sistema de almacenamiento de archivos a prueba de fallos (EaseUs Todo Backup, Cobian Backup, Drivelmage XML, etc.), una captura de pantalla (FastStone Capture, SnagIt, etc.), una captura de vídeo (OBS Studio, Snagit, etc.), etc.

 

Seguidamente, empieza a archivar.

 

Si tus activos ya existen en formato digital, podrás empezar a reunirlos de inmediato. Sin embargo, si se encuentran en sitios web o se han integrado en formatos que te gustaría documentar, deberías capturarlos en pantalla. En cuanto a los trabajos materiales, una vez reunidos, piensa cómo quieres que se presenten digitalmente: ¿necesitas que tengan un aspecto profesional?, ¿necesitas editar imágenes? Aborda estas cuestiones cuando encuentres un método de captura rentable.

 

Adquirir el hábito de archivar te facilitará la actualización de tu catálogo y te permitirá encontrar documentación útil del pasado para nuevos proyectos.