Article  | 

Cómo reconocer y pedirle a alguien que sea tu mentor

SHARE

Tener un mentor es muy parecido a meter el turbo en una carrera. Un buen mentor puede guiarte a través de situaciones difíciles y ofrecerte valiosos consejos que te ayudarán a descubrir tus puntos fuertes y tus defectos para poder mejorar. Sin embargo, encontrar a un posible mentor y luego pedirle que lo sea para ti puede ser intimidante.   Aquí tienes algunos consejos para encontrar un mentor que te ayude a progresar.

 

No tengas miedo de apuntar alto y ampliar tu horizonte: aunque puedes empezar con tu actual jefe como mentor, tampoco tienes que limitar tus opciones. Crea una lista preliminar de las personas que te gustaría tener como mentor. Puedes empezar por una lista de las personas que más admiras. Haz una lista por orden o preferencia y ordénalas según la probabilidad de que sean tus mentores para calibrar las posibilidades.

 

No preguntes «¿Quiere ser mi mentor?»: las preguntas son una gran manera de evaluar a los mentores. Quieres valorar su forma de pensar y su capacidad de ayudar, así que en lugar de preguntar «¿quiere ser mi mentor?», pregunta por una cuestión concreta para obtener consejos concretos. También te interesa ver cómo responden. No esperes que sepan todo lo que haces. La idea, en cambio, es iniciar una conversación y construir una relación con consejos inteligentes y prácticos. Sé conciso y ve al grano.

 

Haz un seguimiento: Esto es fundamental. Si recibes comentarios de alguien a quien admiras, asegúrate de hacer un seguimiento, que podría adoptar la forma de unemail. Empieza dando las gracias y continúa explicando cómo estás aplicando los consejos que te dieron. Así no solo muestras gratitud, sino también confirmas que estás utilizando sus aportaciones para resolver un problema real. Al final del mensaje, no olvides pedir permiso para ver si puedes volverte a poner en contacto con esa persona en el futuro para obtener más información. Esa autorización es clave.

 

Continúa haciendo preguntas concretas: al hacerlo, estás participando en una conversación y generando confianza. Esto abre la puerta a muchas posibilidades, como la de reunirse para tomar un café y tener encuentros profesionales. Pero primero, debes mostrar tu valía prestando atención a sus consejos y demostrando resultados.

 

Los mentores son maestros de vida. Te hacen consciente de tus propios defectos, te dan opiniones y te hacen sentir responsable de tus metas. Lo más importante es que un mentor te ayudará a pensar a largo plazo sobre tu carrera y cómo planearla. Su tiene que ver con la construcción de relaciones.

 

Establece una relación con tu mentor que tenga en cuenta sus necesidades y limitaciones de tiempo. Decide a quién quieres, qué es exactamente lo que quieres y qué estás dispuesto a dar a cambio.