Article  | 

Consejos para dirigir equipos con éxito

SHARE

Cualquier grupo, ya sea un club deportivo, una banda de música o un equipo de proyecto, necesita un cierto grado de organización para que sus miembros rindan al máximo de su potencial y alcancen el éxito. Por supuesto, esto se aplica también a los trabajadores, por lo que señalamos algunos factores clave para formar y gestionar equipos de alto rendimiento.

 

El fin y los medios

 

Cada miembro del equipo, desde los altos ejecutivos hasta los empleados, debe saber cuáles son los objetivos, métodos y procesos. Esto es vital para que conozcan su lugar en la organización y se identifiquen con sus valores y cultura.

 

Entorno de trabajo y tiempo

 

Una zona de trabajo limpia, bien iluminada y espaciosa que ofrezca todas las herramientas y tecnología necesarias es uno de los primeros pasos para lograr una gestión eficaz de los equipos. Por otro lado, deben evitarse las reuniones y conferencias sin sentido y sin un objetivo claro: son una pérdida de tiempo improductiva.

 

Puntos fuertes y débiles individuales

 

Aunque se piensa en los equipos de forma global, es necesario conocer las cualidades personales de cada miembro para canalizar sus virtudes y obtener lo mejor de cada uno.

 

Motivación

 

Para evitar que el equipo caiga en la zona de confort, fomenta su participación estableciendo nuevos retos y recompensas, tanto colectiva como individualmente.

 

Confianza

 

Los líderes demasiado autoritarios no son valorados positivamente por los miembros del equipo. Inspiran miedo y aversión en lugar de respeto. Es mucho mejor confiar, escuchar e incluso delegar cuando sea necesario. Esa es la mejor manera de que los miembros del equipo se sientan valorados.

 

Retroalimentación

 

La mejor manera de mostrar esta confianza y fortalecer la relación con los miembros del equipo es brindarles observaciones sinceras y constructivas. Al mismo tiempo, inspirar un clima de comunicación reducirá los malentendidos y los procesos mal definidos.

 

Muchos de estos aspectos pueden parecer obvios, pero es increíblemente fácil olvidarlos en el ajetreo de la gestión diaria. Asegúrate de tenerlos a todos en cuenta y tu equipo prosperará.