Article  | 

Cosas que podrían faltar en tu currículum

SHARE

Las descripciones de trabajo no solo son una sinopsis de la experiencia y las destrezas que tengas, sino que también muestran a los posibles reclutadores lo que has logrado en los puestos que has ocupado. ¿Cómo se le puede dar un empujón a tu currículum siendo más selectivo sobre lo que incluyes?

 

En primer lugar, recuerda que no tienes que incluir todos y cada uno de los cometidos de cada puesto. Agrupa tareas similares (por ejemplo, «equipos supervisados», «productividad mejorada») y determina cuál es la información más relevante poniéndote en el lugar del reclutador .

 

En segundo lugar, y lo que es más importante, enumera los resultados obtenidos, no solo las responsabilidades. La falta de resultados medibles es uno de los mayores problemas de los reclutadores (por ejemplo, el volumen de ventas, el número de artículos vendidos, los contratos conseguidos o el tamaño de los equipos liderados). Este tipo de información es mucho más valiosa que el mero hecho de decir que antes tenías un trabajo.

 

Asegúrate de haber enumerado todas tus habilidades profesionales, tanto hard como soft (como liderazgo, resolución de problemas, pensamiento analítico, etc.). Al mismo tiempo, es conveniente eliminar de la lista algunos conocimientos anticuados o básicos (como Microsoft Office), que ya se dan por supuestos en la mayoría de las funciones del entorno digital actual.

 

Incluye tantas palabras clave del sector como sea posible en tu perfil y en las descripciones de los puestos de trabajo. Y recuerda mantenerlas actualizadas. La jerga más reciente cambia en un abrir y cerrar de ojos, y por eso mismo, las palabras que los reclutadores y el software de seguimiento de candidatos buscan al explorar tu currículum.

 

Por último, asegúrate de que las personas que quieran buscarte de forma online te encuentren. Muchos reclutadores seleccionan a los candidatos a través de redes sociales y motores de búsqueda, así que debes incluir enlaces a tu web, blog, páginas sociales, etc. También es aconsejable adjuntar un dosier con todos tus trabajos, tanto digitales como físicos.

 

Mantener tu currículum lo más conciso posible es siempre una buena estrategia. No obstante, asegúrate de no dejar de incluir ninguno de estos elementos fundamentales que los reclutadores quieren ver; aumentarás tus posibilidades de ser seleccionado para la entrevista.