interview  | 

Backend Development para impulsar las relaciones comerciales del futuro

Ocado Technology pone en marcha las nuevas formas digitales de pago y aplica su talento en Backend Development con el objetivo de convertirlas en servicios de éxito para el comercio electrónico para supermercados.

Tags: 'Profesiones digitales' 'Trabaja en Barcelona' 'Web Development'

SHARE

Hablamos con David Alonso, Software Engineer y Backend Developer en Ocado Technology. En la sede de Barcelona, donde trabaja, enfoca su talento digital en transformar la experiencia e-commerce que sus clientes, o “retailers”, ofrecen a los consumidores, usando nuevas tecnologías como Machine Learning, robótica o automatización desde la venta online hasta la logística.

¿Cómo definirías el perfil de un Backend Developer? ¿Cuál es el día a día del especialista en esta área digital?

El Backend Developer opera en la parte no visible de las plataformas digitales asegurando el funcionamiento global del sistema.

Nos encargamos del diseño, comportamiento y evaluación de sistemas y plataformas digitales para que el conjunto opere sin problemas. Imaginemos que la compañía fuese una fábrica de automóviles: nuestro departamento de Backend Development se dedicaría al diseño y al funcionamiento correcto del motor, la parte interna que el usuario no ve a simple vista; el Frontend Development, en cambio, abarcaría el chasis, la parte externa, visible. En Ocado Technology, el equipo de Backend Development trabaja con diferentes departamentos especializados en otros ámbitos profesionales, como Product Management o Servicio al Cliente. Entendemos nuestro día a día como una tarea grupal, donde cada perfil es capaz de aportar su granito de arena al resultado final.

¿Cómo aprovecháis el talento en Backend Development para dar respuesta a las necesidades de vuestros clientes?

El Backend Development está alineada con las últimas tecnologías digitales y metodologías de trabajo para desarrollar entornos de pago seguros y eficaces.

En Barcelona trabajamos en el área de ecommerce de la plataforma OSP (Ocado Smart Platform) y nos dedicamos concretamente al dominio de pagos, dando forma a una solución global para los pagos de los diferentes países, modalidades y monedas. Para impulsar el potencial de nuestro talento en Backend Development, practicamos metodologías AGILE y SCRUM, ya que nos brindan rápida adaptabilidad a los cambios del mercado, soluciones eficaces y una manera cómoda de trabajar en equipo. Además, como todas nuestras arquitecturas están en la nube y se benefician de las ventajas del Cloud, podemos evolucionar diferentes partes del sistema en paralelo y a la vez focalizarnos en los detalles de éstas, sin interrumpir el trabajo del resto de compañeros.

¿Cuál es el mayor desafío, aquel en el que ponéis todo vuestro esfuerzo, para convertir vuestros proyectos ecommerce en plataformas de éxito?

Los retos esenciales de nuestro departamento son, por un lado, escalar globalmente la solución de pagos que hemos definido; y por el otro, hacerlo de manera transparente para el usuario. En este camino, no solo debemos conocer a fondo las herramientas más punteras en Backend Development, sino que también tenemos que colaborar sincronizados con los equipos implicados, para detectar posibles cuellos de botella y errores que empeoren el servicio.

¿Cómo crees que el Backend Development evolucionará en los próximos años para dar respuesta a las nuevas oportunidades del mercado?

El Backend Developer tendrá que especializarse, cada vez más, en áreas concretas de la propuesta de valor de la compañía, y por supuesto dominar las últimas tecnologías que liberen sus aptitudes profesionales. En nuestra área de negocio, en concreto, exploramos formas de pago más intuitivas, rápidas y seguras, incluyendo tecnologías punteras en Big Data, Machine Learning e Inteligencia artificial, siempre persiguiendo la experiencia de usuario más innovadora.

Para terminar, un mensaje aspiracional: ¿qué le recomiendas a los profesionales que desean impulsar su talento en Backend Development?

Lo primero, no descuidar la formación: es un área de trabajo que exige aprendizaje porque el mercado evoluciona y solo los profesionales mejor preparados sabrán liderarlo. No menos importante, es desarrollar la capacidad de trabajar constantemente en equipo; y también la creatividad, el pensamiento abstracto y la lógica.