interview  | 

Cloud Architecture crea las bases para el uso eficiente y efectivo de las últimas tecnologías digitales

Wolters Kluwer crea a3innuva, la plataforma de software basada en su estrategia de unificación digital One Cloud Suite

Tags: 'Cloud' 'Profesiones digitales' 'Trabaja en Barcelona'

SHARE

Hablamos con Andreas Plueschke, Lead Architect y Manager Architecture, QA/Testing, UX/UI and Mobile & Web Development en Wolters Kluwer, compañía líder mundial en el desarrollo de soluciones de información y servicios especializados para despachos profesionales y empresas. Su visión One Cloud Suite pretende unir todas las funcionalidades de los servicios actuales en una única plataforma Cloud.

Andreas, háblanos de Cloud Architecture. ¿Cómo explicas sus funciones principales? ¿Cuáles son las tareas básicas del especialista en esta disciplina digital?

El «Cloud Architecture» es la disciplina para construir software que se ejectua sobre recursos en la nube.

El «Cloud Architecture» es la disciplina para construir software que se ejectua sobre recursos en la nube. Con “recursos de la nube” nos referimos a aquellos servidores, discos duros o bases de datos que anteriormente se tenían que poseer e instalar en los equipos y que ahora se desarrollan como servicios en infraestructuras online, y que se pueden contratar pagando en función de su consumo.

El Cloud Architect diseña estas soluciones de software de una forma que se usa recursos de la nube de manera estable, eficiente y eficaz. Este experto digital reúne los roles clásicos de un arquitecto o diseñador de software y el conocimiento sobre el uso seguro de entornos Cloud. Sus tareas principales son: determinar las necesidades para un software nuevo o su modificación, y la traducción de estas necesidades en un modelo que se pueda programar para crear un software que sea ejecutable en diversas redes o servidores con el máximo rendimiento.

 

¿Cómo habéis aplicado el potencial de las infraestructuras Cloud para impulsar la estrategia One Cloud Suite? ¿Qué metodología de trabajo usáis?

La aplicación de Cloud Architecture aporta valor a la propuesta de negocio de cualquier empresa, reduciendo tiempo, costes y recursos.

Sin las herramientas Cloud no sería posible nuestra estrategia de unificación y la plataforma a3innuva de soluciones en la nube. Antes, para ofrecer nuestros servicios, cada uno de nuestros miles de clientes tenía que instalar nuestro software en su ordenador; hoy, tan solo necesitan acceso a un navegador. El entorno Cloud nos permite añadir y eliminar de forma flexible los recursos según el tráfico actual en la plataforma, y así podemos ahorrar dinero y ofrecer una mejor relación de servicio-precio a nuestros clientes. Este salto, sin embargo, exige un gran impacto a nivel de infraestructura, porque ahora estamos manteniendo una plataforma que dará acceso a miles de clientes en paralelo.

Para alinear el trabajo de todos los departamentos implicados, estamos aplicando la metodología SAFe (Scaled Agile Framework), un marco que facilita la alineación ágil entre equipos.

¿Cuál es el mayor reto que estáis encarando en su desarrollo?

Antes de la introducción de la metodología SAFe, el enfoque en el trabajo de la gran mayoría de los equipos era la implementación de nuevas funcionalidades sin prestar mucha atención a los aspectos más técnicos. Hoy, disponemos de un tiempo y un espacio en las reuniones periódicas para presentar los requerimientos tecnológicos y balancearlos con otros departamentos. Aquí es vital traducir el lenguaje tecnológico a un idioma que puedan entender las áreas de la compañía no-tecnológicas que toman las decisiones de negocio. Todo eso forma parte de las responsabilidades del Cloud Architect porque en su figura se reúne el conocimiento tecnológico y su mejor aplicación para el negocio.

En los próximos años, ¿cómo crees que evolucionará la figura de un Cloud Architect para dar respuesta a las necesidades futuras del mercado y de las corporaciones?

Hay dos detonantes para la evolución del perfil de Cloud Architect: por un lado, avances en la tecnología de la computación de la nube; y por el otro, cambios en las metodologías para el desarrollo de software. Pero una tendencia más visionaria y que impacta de lleno en esta área digital es otra: la democratización del desarrollo de software y contenido en la nube y para la nube. Gracias a las plataformas y herramientas digitales que nacerán, cualquier usuario con un mínimo conocimiento podrá ser desarrollador. De todas maneras, la experiencia del Cloud Architect será siempre de valor imprescindible para implementar sistemas más complejos que ayuden a los usuarios que no son profesionales.

Para terminar, ¿qué dirías a los profesionales digitales que estén pensando especializarse como Cloud Architect?

Es uno de los roles digitales que mejor permite la aplicación de las tecnologías más actuales e innovadoras, y su aplicación para el beneficio del negocio y de la sociedad. Un primer paso puede ser convertirse en desarrollador Cloud; más adelante, con un aprendizaje más extenso, recomiendo dar el paso a Cloud Architect porque dota de una visión más amplia y retadora en los proyectos.