interview  | 

La analítica de datos permite crear un modelo predictivo de contagio de la Covid -19

Predecir el futuro en el laboratorio para proteger el presente en la vida real. Fundació i2CAT crea un simulador de propagación de la pandemia que aprovecha el Big Data para plantear estrategias de prevención.

Tags: 'Big Data' 'Profesiones digitales' 'Trabaja en Barcelona'

SHARE

Entrevistamos a Xavier Jordán, gestor de innovación digital en Fundació i2CAT. Está a cargo de iniciativas estratégicas de investigación e innovación en el campo de las tecnologías digitales avanzadas (arquitectura, aplicaciones y servicios) y redes de comunicaciones, Inteligencia Artificial, VR, Ciberseguridad, etc. Actualmente está participando activamente en el desarrollo de un modelo de predicción de propagación de la Covid-19.

En la Fundació i2CAT estáis trabajando en un simulador de propagación de la Covid-19. Cuéntanos brevemente cómo funciona.

No solamente nos ayuda a estudiar cómo evolucionarán los brotes, sino que también define estrategias de confinamiento por territorios y evalúa el impacto socioeconómico en la población. Está basado en un planteamiento estocástico, en el cuál se modela una población de individuos (cada uno con sus características de edad, sexo, lugar de residencia, poder adquisitivo, movilidad, etc) y se deja que estos individuos “programados” interactúen con su comunidad acorde a patrones de conducta que les hemos marcado previamente. De esta manera, podemos observar en laboratorio cómo avanza la propagación del virus en un territorio controlado a partir de unas condiciones iniciales, y hacernos una imagen aproximada de lo que podría ocurrir en la realidad.

Durante su desarrollo, el Big Data es un recurso de trabajo indispensable, entre muchos otros. ¿Cómo le explicarías a alguien ajeno en qué consiste esta área digital? ¿Cuál es el día a día del especialista?

El especialista en Big Data sabe detectar, filtrar e impulsar las oportunidades estratégicas que guardan los datos

Vivimos en una sociedad plenamente digitalizada. Y esto significa una ingente cantidad de datos que nacen de innumerables fuentes. En nuestro centro, a partir de los datos que nos suministran los operadores y tras un chequeo de validación por el Instituto Nacional de Estadística, la tarea principal de nuestros perfiles técnicos de Big Data es analizar, consolidar y filtrar dichos datos para detectar los que son de nuestro interés. El objetivo final que perseguimos es obtener la información correcta y suficiente para dar soluciones de negocio a problemas reales que ocurren en nuestras ciudades.

¿Cómo estáis aplicando el potencial del Big Data en este proyecto? ¿Cuál es su punto diferencial respecto a otras técnicas digitales?

La simulación a partir del Big Data permite medir, con elevada exactitud, el impacto de hechos que todavía no han ocurrido

Actualmente, las herramientas de Big Data que manejamos en Fundació i2CAT nos permiten estudiar el comportamiento de una población virtual de 500k individuos. Estamos viendo que los resultados de simulación son coherentes con las gráficas de evolución esperadas, y consistentes con los datos ofrecidos por las autoridades competentes en la gestión de la Covid-19.

Ahora estamos inmersos en un segundo modelo, más complejo, que podría llegar a contemplar masas de hasta 5 millones de individuos, lo que si lo traducimos a escala real, estaríamos hablando de la población que vive en el Área Metropolitana de Barcelona. Para conseguirlo, nos apoyamos en las mejores prácticas para la optimización de recursos de computación, supercomputación y de análisis de datos que nos permitan dibujar este modelo superior.

Vuestro simulador predictivo, ¿qué herramientas, ventajas y/o soluciones facilita a las autoridades sanitarias para trazar planes de contención más eficientes?

Una de las mayores ventajas de nuestro modelo es la capacidad de interrogarse a sí mismo. Poniendo a prueba esta habilidad de aprendizaje en tiempo real, nos va dotando de mayor información y algoritmos más óptimos de tipo predictivo, con los que luego podemos asesorar a los responsables de gobierno, y comprobar juntos en qué medida sus planes de confinamiento o reducción de movilidad han funcionado a pie de calle. Es un proceso que se retroalimenta y se va mejorando con cada iteración. Este hecho constata la potencia de las herramientas de Big Data para trascender la mesa de estudio e impactar positivamente en la resolución de retos actuales.

¿Cuál es el mayor desafío que os presenta el proyecto?

El principal reto, pero que al mismo tiempo es una de las mayores satisfacciones personales, es colaborar cada día con expertos e investigadores de diferentes campos, las sinergias. En este proyecto, además de los técnicos que integramos el departamento digital, participan al unísono especialistas científicos y tecnológicos, epidemiólogos, sociólogos, expertos en estadística y demografía, etc de centros de excelencia. Para llegar juntos a la meta, estamos aprendiendo a hablar un mismo lenguaje común y ponernos en la piel de los compañeros, entender cada ámbito de investigación y que sus frutos produzcan información útil en tu área y viceversa. ¡El camino no ha hecho más que comenzar!

Para terminar, ¿qué dirías a los profesionales digitales del mañana para inspirarles a especializarse y crecer en App Development?

Las aplicaciones digitales son el escaparate de las empresas y organizaciones, y los perfiles profesionales que acompañan su desarrollo están a la vanguardia de la innovación y del talento digital. Además, es muy gratificante ver que el fruto de tu trabajo impacta en las vidas de tantísimas personas, ayudándoles a cubrir sus necesidades y seguir hacia adelante, sobre todo en el panorama actual.