interview  | 

UX/UI, el mix perfecto para lanzar aplicaciones digitales de éxito

Glovo trabaja el balance entre lógica y creatividad en forma de soluciones digitales innovadoras a necesidades de la vida real

Tags: 'Profesiones digitales' 'Trabaja en Barcelona' 'UX / UI'

SHARE

Conocemos a Mònica Castel, Lead UX/UI designer en Glovo. Su equipo piensa, desarrolla y testea soluciones digitales que mejoran la experiencia de los usuarios de sus distintas apps.

En tu equipo trabajáis una lógica digital compleja para solucionar necesidades de los clientes, y la vestís con una estética agradable. Es lo que llamamos UX (User Experience) y UI (User Interface). ¿En qué consiste cada una?

UX define la experiencia de usuario (lógica). UI da forma al diseño visual y sensorial de la experiencia (creatividad).

UX trata la experiencia del usuario y UI se centra en el diseño de la interfaz. En el área de UX, los researchers se encargan de entender el por qué de un problema contactando con los usuarios para comprender sus necesidades. A continuación, entra en acción los diseñadores de producto, creando experiencias que cubran estas necesidades. Cuando ya han trazado una propuesta, se testea para estar seguros de que realmente cumple su cometido; básicamente, es ponerla en manos de los expertos en UI, que le darán forma a la nueva experiencia, aplicando las guías de estilo (colores, tipografías, etc).

¿Cómo habéis exprimido el potencial de las herramientas de UX/UI en Glovo para, por ejemplo, interrelacionar vuestras distintos usuarios?

Las herramientas de UX/UI ayudan a entender el contexto del usuario para ofrecerle soluciones eficientes.

El UX/UI nos ayuda a entender el contexto digital de nuestros tres usuarios: para el customer, nuestra app enmarca un momento de relajación y distracción; por lo tanto, una respuesta inteligente podría ser que la interfaz muestre tamaños de fuente más pequeños para captar la concentración del usuario. El courier usa la app como herramienta de trabajo mientras se desplaza por la ciudad. Este usuario precisa mensajes claros y rápidos de consumir para entregar a tiempo el pedido, por lo que nuestra experiencia en UX/UI nos sugiere mostrarle tamaños de fuente más grandes. En el último caso, el del partner, gestiona un negocio en tiempo real, con pedidos que entran y salen. En este escenario, la UX/UI debería facilitar la rápida comprensión no solo de las acciones que se han hecho desde que llega el pedido, sino las que quedan por hacer o posibles cambios.

¿Cómo modeláis el proceso digital que simula la practicidad del mundo real, a través del UX/UI?

El profesional de UX/UI piensa y repiensa hasta encontrar una respuesta digital que emule el mundo real lo más natural posible. En este proceso, no olvidamos las señales sensoriales del usuario en el mundo real. Nuestra meta es entenderlas antes de trasladarlas al mundo digital y, una vez asimiladas, creamos patrones de respuesta. Imaginemos que entramos en el supermercado de nuestro barrio. Caminamos por los pasillos, buscamos los productos que queremos, los ponemos en la cesta y pagamos en caja. Cuando queremos trasladar las rutinas de este espacio físico a un entorno digital, los especialistas en UX/UI nos encontramos con el primer problema: no tenemos pasillos como tal, sino que debemos localizar los productos mediante categorías claras y concisas

En este día a día, imitando el mundo real en una plataforma digital, ¿cuál es el mayor desafío profesional al que os enfrentáis?

Uno es precisamente repensar las soluciones una y otra vez. A la hora de evaluar una nueva solución, es posible que mejore la versión anterior… pero que sea insuficiente. A partir de la escucha activa del feedback de los usuarios, rediseñamos las pantallas de la interfaz mostrando solo información indispensable que minimice los contactos negativos al servicio de atención al cliente. El segundo reto es evitar, en este punto, la infoxicación del usuario.

¿Cómo crees que las posibilidades del UX/UI evolucionarán en el futuro?

Aparecerán dispositivos tecnológicos más avanzados que estrecharán la línea de separación entre el mundo real y el digital; si bien abrirán paso a nuevas interacciones nunca vistas entre una persona y una máquina, el especialista de UX/UI tendrá que seguir entendiendo sus posibilidades para plasmar la solución digital “natural”.

¿Qué le recomendarías a los futuros profesionales que estén valorando formarse y crecer en esta área UX/UI?

Destacaría ser curioso, inconformista y resiliente para no aceptar la primera solución que resuelva el problema. Es difícil ser el mejor especialista solo en UX o solo en UI, pero se puede ser fuerte en ambas a la vez, aprendiendo a combinar lógica y creatividad, con un toque de estética, para mejorar la vida de las personas.