Article  | 

No, la Inteligencia Artificial no te va a quitar el trabajo: Los mitos sobre la IA (II)

SHARE

Este artículo es la segunda parte de «No, la Inteligencia Artificial no te va a quitar el trabajo: Los mitos sobre la IA (1.ª Parte)». Si te perdiste la primera parte, haz clic aquí.

 

Seis: Los robots y la IA son lo mismo

 

Aunque existe una tendencia a vincular la IA y la robótica, son campos separados y sirven para propósitos muy diferentes. La robótica se refiere a la tecnología subyacente a los dispositivos físicos programados para realizar un conjunto fijo de tareas de forma autónoma, mientras que la IA es el software construido con algoritmos para realizar tareas complejas. La mayor parte de la IA funciona en un segundo plano (como las recomendaciones de Netflix), y no todos los robots funcionan con IA.

 

Siete: La IA requiere grandes cantidades de datos

 

Es cierto que siempre es mejor disponer de más datos cuando se trata de inteligencia artificial. Sin embargo, dependiendo de la tarea que se pretenda automatizar, ciertos sistemas de IA son lo suficientemente flexibles como para trabajar con subconjuntos limitados de datos.

 

Ocho: La IA es demasiado difícil de adoptar

 

Aunque nadie duda de que la IA es una herramienta poderosa, todavía resulta intimidante. Sin embargo, tarde o temprano todas las organizaciones tendrán que considerar si sus retos empresariales pueden superarse mediante la inteligencia artificial y cuál podría ser la estrategia para su equipo.

 

Nueve: Mi negocio no necesita una estrategia de inteligencia artificial

 

Se espera que la IA tenga un impacto significativo en casi todos los sectores. Toda organización debe tener en cuenta el impacto potencial de la inteligencia artificial en su estrategia e investigar cómo esta tecnología puede aplicarse a los problemas de su negocio. Incluso si la estrategia de IA es «no tener IA», esta debe ser una decisión consciente basada en la investigación y la deliberación.

 

Diez: Solo las grandes empresas con equipos propios de TI pueden beneficiarse de la IA

 

Hace unos años, las organizaciones necesitaban emplear un sofisticado equipo interno de TI para construir, personalizar e implementar un modelo de IA. Pero no es así hoy en día. Las pequeñas empresas interesadas en implementar la inteligencia artificial pueden ahora considerar la posibilidad de contratar a un tercero para que construya y gestione sus automatizaciones, en lugar de tener que recurrir a un soporte interno adicional.

 

Entender cómo la tecnología y la automatización impactarán en tu trabajo y en tu negocio es crucial. Disipar los mitos ayuda a clarificar la naturaleza cambiante del trabajo, así como a resaltar la necesidad de decisiones y estrategias conscientes.