Article  | 

SCRUM para ser más productivo en el entorno digital

SHARE

Scrum es una metodología de gestión de proyectos con la que las personas pueden abordar problemas complejos de adaptación. Se utiliza principalmente para proyectos de desarrollo de software y se ha extendido a otros negocios, como TI y marketing, donde es necesario realizar proyectos complejos. Su objetivo es mejorar la motivación del equipo y la relación con el cliente, así como la calidad del producto, mediante la planificación de las diversas fases hasta el final.

 

Con Scrum, los equipos se autogestionan totalmente y se centran en obtener resultados productivos, rápidos y concretos. Aborda la complejidad del trabajo basándose en tres pilares: transparencia, inspección y adaptación. La transparencia de la información asegura la inspección de lo que se está entregando, y la inspección frecuente asegura el progreso y detecta las desviaciones con la suficiente anticipación como para hacer ajustes.

 

Un equipo de Scrum consta de tres roles: un dueño de producto, un Scrum master y el propio equipo. El dueño de producto es la persona que lidera la discusión sobre las características que se incluyen o no al administrar el negocio y las expectativas funcionales del producto. El Master, que debe tener un excelente conocimiento de la metodología, apoya al equipo y al dueño de producto en la aplicación de Scrum. El equipo —con un tamaño ideal entre 3 y 9 miembros— tiene la misión de desarrollar el producto.

 

Un elemento crítico de cualquier Scrum es el Backlog. Es una pizarra o notas adhesivas, donde se enumeran las tareas y los requisitos para el producto final. Es vital priorizar el trabajo atrasado en función de la urgencia y la importancia de cada tarea. El tiempo para completar cada tarea se divide en bloques. Esto ayuda a visualizar el progreso para mantenerse en el curso correcto. Además, al trabajar en miniproyectos (también conocidos como «sprints» o «iteraciones»), se obtienen resultados concretos rápidamente.

 

Encontramos un buen ejemplo de las recompensas de Scrum en Oxagile, especialista en proporcionar servicios de desarrollo de software de ciclo completo. Utilizando la metodología ágil, la empresa se ha asegurado de perder poco o nada de tiempo elaborando requerimientos, creando historias de usuarios, rellenando los backlogs y avanzando hacia el desarrollo.

 

Como vemos, Scrum es un enfoque versátil y basado en el trabajo en equipo que puede utilizarse en proyectos con requisitos sofisticados, diseño singular y plazos de entrega ajustados. Es el preferido por muchos líderes tecnológicos porque optimiza la eficiencia y eficacia del equipo y reduce tiempos y costos. ¿Por qué no adoptarlo?