Artificial Intelligence

El objetivo del aprendizaje automático (machine learning) y la inteligencia artificial (IA) es conseguir que la tecnología funcione por si sola. A medida que estos dos elementos adquieren una función más activa en nuestra sociedad, las organizaciones adoptan dichas tecnologías y las integran en sus procesos. La base del aprendizaje automático y de la inteligencia artificial son las tecnologías de big data, que son capaces de recopilar grandes cantidades de información para entrenar y hacer posibles las tecnologías de aprendizaje automático e inteligencia artificial. Esto incluye:

Procesos de categorización y segmentación de clientes

  • Análisis de la cadena de suministro y distribución, que permite la selección en tiempo real del proveedor y de los componentes adecuados.
  • Reconocimiento y solución de posibles errores en la infraestructura a través de modelaje y mantenimiento predictivo.
  • Facilitar el diseño de componentes en las fábricas.
  • Capacidad para estudiar la conducta de sistemas con el objetivo de protegerlos ante posibles imprevistos.

Un reto del ecosistema digital

Con la introducción de las tecnologías de aprendizaje automático e inteligencia artificial, las organizaciones pueden optimizar los recursos gracias a los mejores análisis y diagnósticos prácticamente en tiempo real, lo cual reduce los costes de procesamiento y amplía la capacidad de suministro a clientes y usuarios.

 

En el futuro, estará todo conectado y, quién sepa interactuar con todos estos elementos, a través de la programación, tendrá una ventaja