La economía digital exige a los profesionales conocimientos de nuevas herramientas de gestión de proyectos y tecnologías emergentes para resolver el desafío actual. Las empresas solicitan más profesionales con dominio de nuevas metodologías de desarrollo web y gestión ágil de proyectos digital (Agile o Scrum).

La falta de talento en este ámbito hace que la tensión del mercado cada vez sea más elevada. Por cada oferta laboral de desarrollador web existen solo 16 profesionales que podrían cubrir esta posición en Barcelona o, en el caso de la ciberseguridad, únicamente 2 profesionales.